Desde que allá por el Otoño de mil novecientos setenta y dos comenzaran su recorrido por los escenarios de muchos países europeos (España, Portugal, Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, Suiza, Inglaterra, Rumania y Polonia), americanos (Colombia) y africanos (Marruecos), TAHONA desgrana en sus espectáculos tanto la esencia del carácter festivo de la cultura tradicional, como lirismo de la copla amatoria.
Aderezado con la variedad de instrumentos que sirvieron, entonces como hoy, tanto para el regocijo bullanguero y picaresco, como para la expresión íntima y profunda.
Todo ello hace que el encuentro con la tradición se convierta en un acto lúdico y cultural a la vez.